miércoles, 14 de enero de 2009

EL SENTIMIENTO DE VACÍO Y EL SENTIMIENTO DE FIN DEL MUNDO



¿Para qué tanto trabajar? ¿Para qué tanto estudiar? ¿Para qué nacer? ¿Para qué morir? ¿Para qué tanto ... ¿Para qué? ¿Para? ¿Parar o no parar? Cada vez que el mundo comienza en mí y termina en mí, cada vez que no hay otros, ha acontecido un proceso tal que ha hecho que una elección de objeto se haya transformado en una identificación al objeto.

Hay dos situaciones en un sujeto que conllevan alteraciones en las relaciones con los demás, una de ellas es el enamoramiento, en cuyo estado eL yo del sujeto se ha quedado vacío porque toda su libido, toda la energía de su deseo se ha volcado en el objeto amoroso, es entonces cuando un sentimiento de vacío lo corroe y atraviesa como una espada; otro estado es aquel donde toda la energía del deseo está en el yo, porque la libido o energía del deseo que estaba en otros ha sido retirada y vuelta al yo. En estos estados lo que queda vacío es el mundo, y un sentimiento de fin del mundo, de que el mundo es una porquería, de para qué tanto, invade al sujeto. Y no sólo le acontece este sentimiento sino también un dolor semejante a la pérdida de un pedazo de su propio yo, que también ha acontecido, pues lo perdido no han sido los otros, sino que al identificarse a los objetos perdidos, los ideales perdidos, las ilusiones perdidas, la patría perdida, lo que ha pasado es que la sombra de lo perdido ha caído sobre el yo, y el sujeto ha perdido una parte de su yo. Un dolor semejante a una herida permanente en su yo, y un mundo vacío de sí mismo, hace que los padecimientos de la melancolia o depresión sean tan dolorosos.

El estado de enamoramiento y el estado depresivo, son estados de gran padecimiento y en los que se requiere ayuda.

Solos no podemos

Etiquetas: , ,

3 comentarios:

A las 3 de mayo de 2009, 23:32 , Blogger roberto ha dicho...

q hacer ante todo esto? quiero ayudarm y ayudar a alguien

 
A las 18 de enero de 2010, 5:28 , Blogger Noesperesnada ha dicho...

Buen aporte para comenzar a entender algunas cosas...

 
A las 7 de junio de 2010, 8:42 , Blogger enrique sinencio herrera ha dicho...

La queja principal en el deprimido, es esa sensación de vacio, de que el otro se llevó algo de él. Y en efecto, se llevó parte de su identidad, al llevarse el objeto amoroso, o el amor del objeto. Afortunadamente, la líbido es móvil, dinámica, y pronto elige otro objeto; real o fantaseado. Felicidades

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal