martes, 18 de noviembre de 2008

Tres peligros acechan al pensar.

El peligro bueno, y por ende saludable, es la vecindad del poeta cantor.

El peligro maligno, y por ende el más agudo, es el pensar mismo. Éste ha de pensar contra sí mismo, algo de lo que sólo raras veces es capaz.

El peligro debido a una mala constitución, y por ende desordenado, es el filosofar.

HEIDEGGER





SI ES POSIBLE EL POEMA, ES POSIBLE LA VIDA


EL QUE REPITA LO HECHO, JAMÁS LA ALCANZARÁ


CUANDO TODO ESTÁ DESTRUIDO, LA ÚNICA POSIBILIDAD ES POÉTICA

MIGUEL OSCAR MENASSA




Toda ficción es verdad.



...la historia es enteramente verdadera, ya que me la he inventado yo de cabo a rabo.


2 comentarios:

A las 18 de noviembre de 2008, 4:55 , Blogger JaviC ha dicho...

Interesantes puntos de vista.

Un saludo!

 
A las 18 de diciembre de 2008, 0:22 , Blogger Amelia D.C. ha dicho...

Gracias por tu interés.
Otro saludo

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal